• Suscribete

  • Videncia

  • Carta Astral

  • Sinastria de Pareja

  • Articulos

  • Tarotistas de España

  • Tiradas de Tarot

  • Diccionario Esotérico

  • Diccionario de los Sueños

  • Significado de Arcanos Mayores

  • Significado de Arcanos Menores

  • Ruth Montenegro

    Los mejores tarotistas y videntes de España las 24 horas del dia, para consultar con la primera tarotista Ruth Montenegro llama al 633264400.

    Banner consultar con gabinete
    VISA 911 221 469
    TAROT 806 464 214
    WHATSAPP CON ATENCIÓN AL CLIENTE DE RUTH MONTENEGRO
    Tirada Cartas en Málaga

    User Rating: 5.00 / 5

    Vota este articulo
    Thank you for rating this article.

    Vamos a conocer a fondo el mundo místico de la tirada Cartas en Málaga y como se realizaba a escondidas en los callejones de la ciudad.

    En la edad media alrededor de la puerta de entrada a la ciudad se realizaban todo tipo de rituales y de hechizos por encargo, que eran creados y realizados por brujas así como por videntes y curanderos.

    Curiosamente, el tarot se mezclaba con todo tipo de negocios “clandestinos” como los de los curanderos y las casas de placer. Aunque nada tenía que ver una cosa con otra, se ubicaban en las mismas zonas por el alto riesgo de que las videntes fueran capturadas por la Inquisición, en días en los que el tarot y la adivinación del futuro primaban, sobre todo en asuntos que tenían que ver con los negocios y los casamientos. La tirada de cartas en la ciudad de Málaga, por lo tanto era un elemento misterioso y de ocultismo que se veía como un rito desconocido y al que algunos tenían mucho miedo.

    Se dice que en aquellos barrios cercanos al convento de la Trinidad, en donde se practicaban la tirada de cartas para el futuro, había falsos frailes, que pedían ingredientes exóticos como ranas y todo tipo de plantas, con los que posteriormente preparaban cocciones con las cuales llamar a a los ángeles que se habían convertido al lado oscuro.

    En aquellos entonces las tiradas de cartas, era también un medio de salvación y de recuperación de sentimientos de tranquilidad, se dice que una mujer de años avanzada que era maltratada por su marido, intentó aprenderse el método de tiradas de cartas y diferentes hechizos para poder defenderse de él y conseguir que dejara de ejercer al fuerza sobre ella.

    Al final, se rumoreó que ella se dedicó a trabajar para los demás, ya que consiguió la sabiduría. Por aquel entonces, también se practicaba otra forma de adivinación, que consistía en tiras un saquito de habas y leerlas según el número que caían en la mesa y la disposición de las mismas sobre la mesa o tablero.

    De esta manera, la interpretación del tarot también cambió y evolucionó buscando la inspiración en los recursos naturales que ofrecía el agua, las hojas, la tierra y la arena, saliendo en este momento, diferentes especialistas sensitivos que también leían el alma de las personas. Algo parecido a lo que ocurrio en valencia con las tarotistas.

    Evolución de la Tirada Cartas en Málaga

    La tirada de cartas en la capital Malagueña evolucionó de esta manera, comenzando a estudiar las reacciones de la naturaleza y también diferentes etapas relacionadas con el tiempo y el calendario occidental, una de las fechas más señaladas para los videntes y los brujos fue la noche de San Juan, en la que se reunían de manera silenciosa para crear sus rituales, en el que se decía que si se reunían tres hombres de nombre Juan y tres mujeres de nombre María, tendrían poder de sanación ilimitado, pudiendo eliminar todo tipo de dolencias y enfermedades. Algo que no gustó a la Inquisición, quienes llegaron a juzgar a más de 60 personas.

    Conclusión :

    La tirada de cartas se realizaba en lugares en los que se pretendía tener la máxima privacidad, dando la oportunidad de saber los secretos que estaban designados a cada uno para vivir con antelación, evitando males de ojo y maldiciones.

    Para saber más:
    El libro “El tarot de las brujas” de Ellen Dugan, para asimilar conceptos básicos de la interpretación de cartas.