Amparo García, Santiago de Compostela

Amparo es una mujer madura  de 48 Años pero con una energía incansable, jovial, que se cansó de que a su vida no llegarán los resultados.

Aunque tenía ya su conciencia formada, se sentía perdida y abandonada por Dios.

Puse mi talento a su alcance y esto es lo que ella me escribió hace poco:

“Ruth, no sabes lo feliz que soy. ¿Recuerdas aquel hombre que viste en tus cartas y que quería conquistarme?

Me lo describiste perfectamente, con su bigote, de estatura media y voz muy varonil ¡como a mí me gusta!

Pues resulta, que lo conocí la semana pasada. Y enseguida me acordé de ti, dejando que todo pasará.

Como me dijiste, con tus dotes de videncia, él se acercó a mí en el cine porque no podía encontrar una tienda del centro comercial y enseguida comenzamos a hablar de manera natural.

Así, sin quererlo, ya van 3 citas y anhelo volverlo a ver.

Como tú también me dijiste es muy romántico.

Doy gracias a Dios, porque me dieras tu consejo y porque me hayas ayudado a borrar de mi mente todas las malas experiencias en el amor.

Me sentía mal, con las fuerzas que me fallaban y tú supiste hacerme creer de nuevo en mí.

Me hiciste ser fuerte cuando no tenía apoyo y espero poder acudir a ti cada vez que me encuentre desanimada, ¡aunque a este ritmo, repleta de ilusión, todavía tardaré!

Me gustaría hablarte de mi hermana, tienes que guardarme cita pronto, con tu dote de videncia lograré levantarla, un abrazo sincero Ruth”

¿Qué te ha parecido el artículo?
Déjanos tu voto
Amparo García, Santiago de Compostela
5 (100%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

911 221 469 Paga con Visa